4 trucos para el mantenimiento de calefacciones y aires acondicionados

5 soluciones de limpieza únicas para ahorrar tiempo y dinero
octubre 19, 2017
17 Trucos sobre limpieza de tapizados para quitar manchas y suciedad de forma efectiva.
noviembre 6, 2017
Ver todos
mantenimiento de calefacciones

A lo largo de todo el año pasamos por diferentes temperaturas ambiente, algunas más suaves, otras más extremas, todo dependiendo de nuestro lugar de residencia. A pesar de que no podemos controlar la temperatura del exterior, lo cierto es que gracias a los avances tecnológicos cada vez resulta más común disponer de aparatos de climatización como aires acondicionados o calefacción con calderas de gas natural que nos proporcionen de forma efectiva la temperatura más confortable, ya sea en nuestro hogar como en nuestro puestos de trabajo o en los lugares públicos.

Sin embargo, para que dichos aparatos continúen funcionando con total eficiencia sea cual sea la época del año en que necesitemos utilizarlos, es necesario llevar a cabo una serie de controles y de mantenimientos que lo garanticen. A continuación explicaremos algunos de los procedimientos necesarios para conseguir un buen mantenimiento de calefacciones y aires acondicionados.

1.Limpieza de los filtros

Una de las tareas de mantenimiento más esenciales y que podemos realizar nosotros mismos de forma habitual, sin peligro a malograr el equipo si seguimos los pasos adecuados, es la limpieza de los filtros.

Las unidades interiores (splits) constan de filtros que tienen como función depurar el aire que es expulsado y que nosotros respiramos. El aire, aunque sea de una casa, está lleno de elementos perjudiciales para nuestras vías respiratorias, como por ejemplo el polvo, que disminuyen su calidad, y que pueden provocar problemáticas de diversa gravedad en personas con problemas de salud relacionados.

Por esta razón, es esencial que para que los filtros sigan funcionando correctamente, los limpiemos con asiduidad. Para ello, tan sólo tendremos que retirar el filtro con cuidado y lavarlo con agua; dependiendo de las instrucciones del fabricante, también podremos emplear un jabón neutro. Una vez el filtro esté seco, lo devolveremos a su posición original.

La unidad externa (compresor) también requiere de un mantenimiento y limpieza para evitar que se produzcan obturaciones y que haya problemas con el funcionamiento del equipo. Al ser un aparato que se encuentra a la intemperie, es normal que pueda colarse suciedad u otros elementos que atoren los conductos, de modo que conviene revisarlos con regularidad y limpiarlos.


2.Revisar el estado de las rejillas

Otro de los aspectos que podemos llevar a cabo por nosotros mismos es el controlar cómo es el estado de las rejillas de ventilación. Si nuestro sistema de climatización incluye rejillas a través de las cuales pase el calor o el frío para mantener la temperatura a nuestro gusto, éstas deberán ser revisadas de vez en cuando (tanto las tomas de entrada como de salida) para evitar obstrucciones en los conductos.

Una de las medidas de mantenimiento que resultan básicas para evitar que los equipos se deterioren anticipadamente consiste en realizar una limpieza y revisión tanto al finalizar el periodo de uso como al iniciarlo. Durante el tiempo que los equipos se encuentran inactivos, es normal que acumulen impurezas y que, si no se conservan en entornos adecuados, puedan surgir otras problemáticas.

Por esta razón es importante que realicemos un buen mantenimiento de la caldera y del aire acondicionado, con antelación a la época de mayor calor o frío; de esta manera podremos saber si existe algún tipo de anomalía y solucionarla antes de que necesitemos el equipo.

3. Limpieza de los accesorios de control

Aunque puede parecer de perogrullo, lo cierto es que a veces las supuestas averías están causadas por meros despistes o incluso cuestiones ajenas a los mismos aparatos. Uno de los más comunes es el relativo a los mandos a distancia para controlar los equipos de aire acondicionado y de calefacción; hay que asegurarse de que estos tengan pilas bien cargadas y de que funcionen correctamente antes de atribuir la problemática al aparato en si. Lo mismo sucedería con los termostatos y otros dispositivos que nos sirvan para controlar el accionamiento, apagado y funciones del equipo.

4. Detección de anomalías

Finalmente, hay que tener muy en cuenta que pueden surgir diferentes problemáticas en nuestros equipos de climatización que requieran de la intervención de un técnico profesional para que los solucione. Debemos estar atentos a ciertas señales que nos pueden indicar que es necesaria su intervención, como por ejemplo que los equipos exhalen olores desagradables no identificados, o que no funcionen correctamente sin que puedas descubrir una causa visible.

Si sospechas que a tu equipo de climatización le puede faltar gas refrigerante, contacta con un experto en la instalación de gas natural que cuente con un equipo técnico para que se cerciore y, en todo caso, manipule el aparato él mismo. De otro modo podría contribuir a una avería grave del equipo totalmente evitable de haber seguido las recomendaciones.

Si necesitas más información sobre la limpieza de aparatos de climatización ponte ne contacto con nosotros.