LlamarPresupuesto

Cómo limpiar el oro blanco | Trucos para que les saques todo el partido

Cómo limpiar el parquet
Cómo limpiar el parquet | Trucos y productos recomendados
julio 8, 2020
como-limpiar-cesped-artificial
Cómo limpiar el césped artificial: Manual de mantenimiento
agosto 13, 2020

El oro blanco es un compuesto extremadamente apreciado y empleado, tanto en la fabricación de joyas y accesorios finos de colección, como en la creación de procesadores, tarjetas y microcircuitos en la industria informática. Por esta razón, es preciso saber cómo limpiar oro blanco, y mantenerlo en el mejor estado posible.

En Limpiezas SIL nos encargamos de limpiar toda clase de espacios, superficies y objetos, por ello, queremos ayudarte con este post, con algunos consejos y trucos para limpiar oro blanco.

Pero antes, ¿qué es exactamente el oro blanco?

Antes de pasar a explicarte cómo limpiar el oro blanco, debemos saber qué es. El oro blanco, o también conocido como “electro”, es una aleación de metales conformada, generalmente, de oro amarillo regular con otros metales blancos platinados, como la plata, el paladio o el níquel.

Las combinaciones de metales que lo forman, producen un material con gran conductividad, que resulta ideal para la fabricación de materiales informáticos.

También se ha vuelto muy común que estas piezas ser recubran de rodio, además de contener dos partes de oro amarillo y una de otro metal blanco. Dicho material, se encarga de crear una  pátina o capa superficial muy lisa y suave al alto brillo, a la que se le conoce como “acabado espejo”.

Asimismo, también es muy habitual el uso del oro blanco en la elaboración de joyas, anillos de boda y distintos abalorios de este material, los cuales requieren de limpieza para que puedan usarse y lucir radiantes.

como limpiar oro blanco

Trucos para limpiar oro blanco

Cuidar tus piezas de oro blanco es una tarea bastante sencilla y, de hecho, existen muchas opciones para conseguir los mejores resultados. Lo único a lo que debemos de prestar atención es a no rayar la capa externa de rodio, sobre todo en aquellas piezas donde esta capa sea más delgada. Estos daños podrían propiciar la oxidación de la cobertura, provocando la pérdida de resistencia y el desgaste a una mayor velocidad.

Si esto último ocurre, las piezas seguirán teniendo el característico color plata cremoso, pero perderán el brillo que las caracteriza y proporciona la cobertura de rodio. Así que tenemos que tener especial cuidado en este aspecto en todo tipo de joyas.

Truco de limpieza nº1: Jabón quita grasa

El primer truco que queremos enseñarte requiere de ingredientes muy simples y resulta muy efectivo cuando se trata de remover la suciedad y recuperar el brillo, tanto en anillos, como en cualquier otro accesorio con gemas o cristales preciosos. Este es muy efectivo para eliminar de una vez la acumulación en los rincones más difíciles de alcanzar, permitiendo pulir la superficie de las piedras sin provocar daños.

Para hacer uso de este método, se requiere de:

  • Un recipiente donde se puedan sumergir las piezas de oro blanco por completo
  • Agua tibia
  • Unas gotas de jabón líquido (quita-grasa) para vajillas.
  • Bicarbonato de sodio
  • Un cepillo de dientes viejo de cerdas suaves

Una vez hayas reunido todo, lo que debes hacer es colocar tus joyas o piezas dentro del recipiente con agua, mezclada con el jabón para vajillas. Luego hay que agitar un poco la superficie hasta que se forme algo de espuma, y dejar que repose entre 10 y 15 minutos (máximo 20 minutos). Después, retira las piezas y aplica un poco de de bicarbonato de sodio por encima de estas mientras sigan húmedas.

A continuación, frota con mucho cuidado la pieza y sin ejercer demasiada presión para no aflojar las gemas ni dañar la cobertura de rodio. Finalmente, sólo queda enjuagarla con abundante agua, eliminar la humedad con un paño suave y dejarlas secar. Comprobarás enseguida como recuperan el brillo y el mejor aspecto.

Truco de limpieza nº 2: Toque ácido

Esta técnica de cómo limpiar oro blanco requiere el uso de sustancias ácidas. También es muy efectiva, sin embargo, se recomienda exclusivamente para piezas de oro blanco de gran grosor, con una cobertura espesa de rodio (que vaya al menos de los 0.2 a los 0,5 micrómetros). Estas son las características necesarias para soportar la limpieza más intensa.

Para este truco necesitarás:

  • Un poco de agua mineral con temperatura ambiente
  • Jugo natural de limón
  • Bicarbonato de sodio
  • Un cepillo de dientes viejo de cerdas suaves

Primero, tienes que colocar tus accesorios en remojo en agua mineral durante 15 minutos. Posteriormente, has de preparar una pasta con el jugo de limón y el bicarbonato, la cual aplicarás directamente sobre las piezas aún húmeda, frotándola suavemente. Finalmente, has de enjuagarlas y secarlas, para que tus piezas luzcan de nuevo como nuevas.

como limpiar oro blanco

Truco de limpieza nº 3: Brillo de perla

El tercer y último método sobre cómo limpiar oro blanco es ideal para las piezas lisas y de superficie pulida, como los anillos de boda oro blanco, las gargantillas y pulseras rígidas con superficies biseladas. Así que, este método no es recomendable para piezas con acabados con demasiados recovecos.

Para este truco necesitarás:

  • Pasta dental en crema
  • Un cepillo de dientes suave

Lo único que has de hacer es aplicar la pasta directamente sobre las superficies, y luego cepillarlas con suavidad. Al finalizar, coge un trapo pulidor de joyería, frota la pieza, y enjuágalas hasta eliminar todo rastro de pasta.  Finalmente, frota la pieza con un paño pulidor limpio y completamente seco. De este modo, conseguirás el mejor resultado.

Otros consejos para mantener limpio el oro blanco

Si ya sabes cómo limpiar el oro blanco, en este apartado queremos mostrarte otras acciones que puedes realizar para mantener tus joyas de oro blanco perfectas, durante el mayor tiempo posible como:

  • Guardar las piezas de oro blanco y apartadas de cualquier pieza de plata
  • No manipular detergentes abrasivos o cloros mientras llevas la pieza de oro blanco puesta
  • No bañarse en el mar o en piscinas, llevando oro blanco

Y ahora que ya, te hemos explicado algunos trucos y consejos para saber cómo limpiar oro blanco, esperamos que puedas ponerlos en práctica y saques el máximo partido a tus joyas y piezas de este material.

No obstante, si no tienes mucho tiempo y precisas de un servicio profesional de limpieza de objetos o espacios, en Limpiezas SIL podemos ayudarte. Sólo tienes que ponerte en contacto con nosotros.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies