¿Cómo conseguir la limpieza de zonas comunes más óptima?

¿Qué pasos hay que seguir para lograr la limpieza de un taller más adecuada?
marzo 5, 2019
Cómo limpiar suelos antideslizantes de forma perfecta
marzo 21, 2019
Ver todos

Si quieres saber cómo optimizar los resultados del tiempo y esfuerzo empleado en la limpieza de zonas comunes, te conviene tener en cuenta algunos factores que te vamos a explicar aquí, para que estos lugares se vean perfectos durante más tiempo.

Encuentra aquí interesantes consejos profesionales, para prolongar tus resultados de limpieza de zonas comunes, siguiendo las pautas que emplean nuestros operarios en Limpiezas Sil.

Qué tener en cuenta para optimizar la limpieza de zonas comunes

Las zonas comunes son todos aquellos espacios de uso y transito compartido, bien sea en comunidades de vecinos, o en edificios de oficinas y despachos, principalmente.

Así que cuando hablamos de la limpieza de zonas comunes, tenemos que pensar en el interior de portales, escaleras, ascensores, patios, azoteas transitables, cuartos de calderas, contadores, parques de comunidades, piscinas, pistas deportivas, garajes y sus rampas de acceso, y cualquier otro tipo de espacio frecuentado por diferente número de usuarios.

Por tanto, tenemos que pensar que se trata de una limpieza de espacios, que por la frecuencia de su uso, y el variado perfil de los usuarios, habitualmente se ensucian con más facilidad, por lo que un punto clave en la limpieza de zonas comunes, está en la periodicidad.

Pero este no es el único factor a tener en cuenta para conseguir buenos resultados en la limpieza de comunidades y otras zonas comunes, porque otro tema igual de importante es el horario fijado para la realización de las tareas, tal y como vamos a ver más adelante.

También es fundamental conocer el conjunto de espacios, superficies y características particulares de cada zona, y elemento, para determinar la cantidad de personal para limpieza, tiempo a emplear en cada tarea, frecuencia necesaria, tipo de productos que se van a necesitar, herramienta y maquinaria.

Así que, para conseguir resultados óptimos en la limpieza de zonas comunes, hay que desarrollar un proyecto o estudio previo, en el que todo esté perfectamente planificado y organizado para evitar pérdidas de tiempo, esfuerzos añadidos, y sobre costes innecesarios.

Por eso, vamos a ver aquí detenidamente, cada uno de los aspectos más arriba mencionados:

Limpieza de zonas comunes por cantidad de usuarios, periodicidad, tipo de superficies y elementos

En limpieza de comunidades y otros espacios comunes, siempre hay que seguir el criterio de proporción en el que a mayor número de personas transitando por las mismas zonas, mayor suciedad, y frecuencia de las tareas, aunque dentro de este concepto, después hay que delimitar por superficies y objetos.

Para entenderlo podemos poner un ejemplo: dentro de los distintos espacios que pueden conformar las zonas comunes de un edificio, algunos lugares como el portal son zonas de paso obligado para cualquier persona que quiera acceder a otro punto del edificio sea mas alto o más bajo.

Por lo tanto, el portal es uno de los lugares más sensibles a la suciedad, y que necesita mayor limpieza y mantenimiento dentro de las zonas comunes de una finca o edificio.

Sin embargo, las escaleras, pueden ser zonas menos frecuentadas, ya que muchos usuarios utilizan el ascensor, o los elevadores con que cuente la finca.

Por lo tanto, la periodicidad de limpieza de zonas comunes del portal, siempre tendrá que ser mayor, es decir realizada con más frecuencia que la de las escaleras, que pueden limpiarse de forma rotativa por tramos.

Pero incluso dentro del portal, no requiere la misma frecuencia en el trabajo de limpieza, el suelo, que los techos y paredes.

Así que, dentro de este espacio, habrá que determinar por ejemplo la limpieza de pisos, con el barrido, o aspirado, y fregado de forma diaria, mientras que el repaso de polvo y telas de araña de techos y paredes quizá puede tener una frecuencia semanal o quincenal, dependiendo de otras condiciones exteriores, dentro de la limpieza de escaleras en comunidades.

En definitiva, en la limpieza de zonas comunes, hay que estudiar las superficies, y elementos que contiene cada espacio para determinar el tiempo, y la frecuencia de los trabajos que hay que realizar con cada uno, sin olvidar nada.

Es decir, de poco sirve el trabajo de limpieza al mantener muy limpios los suelos de escalera y portal, si los buzones están llenos de polvo, las manos se pegan al agarrar un pasamanos, o los cristales están llenos de huellas.

En cuánto al tipo de usuarios, hay que prestar atención a detalles, como que, en una limpieza de comunidad de familias jóvenes con niños pequeños, será más fácil encontrar superficies pegajosas manchadas por estos, mientras que, en un edificio de oficinas, puede que tengas que vigilar con más frecuencia la limpieza de colillas arrojadas al patio. 

Identificar el mejor horario para realizar las tareas en la limpieza de escaleras en comunidades y otras zonas comunitarias

Este es un punto fundamental a estudiar en la limpieza y mantenimiento, teniendo en cuenta qué momentos del día son los más tranquilos en cuánto al tránsito de zonas, de tal manera que las tareas se puedan realizar sin interrupciones, y generando el menor trastorno a los usuarios, evitando también posibles accidentes por suelos mojados, o ascensores parados.

Habitualmente las horas más tempranas de la mañana pueden ser los mejores momentos para realizar la limpieza de zonas comunes, siempre antes de las siete y media de la mañana, hora en que comienza el trasiego en portales, ascensores y escaleras, mientras que, para limpiar otras zonas como los patios o azoteas, se pueden emplear otros horarios.

Elegir la herramienta, maquinaria y productos más adecuados para optimizar la limpieza de zonas comunitarias

En limpieza de portales, no hay que dejar nada a la improvisación, así que después de estudiar los materiales, y dimensiones de los espacios y elementos de las zonas comunes, hay que hacer acopio de todo lo que puedes necesitar en cada sesión de trabajo, como: escaleras, bayetas y trapos, productos friegasuelos, ceras, amoniaco, lejía, y equipo de cristalero.

Pero además hay que tener muy en cuenta, que en comunidades con grandes espacios interiores y exteriores, hay que pensar en la utilización de maquinaria de limpieza, como pueden ser aspirador industrial, hidro limpiadora, barredora fregadora, para acelerar algunos trabajos en la limpieza de zonas comunes.

Hasta aquí, te hemos mostrado una serie de consejos que los profesionales utilizamos en la limpieza de comunidades, y que te pueden ayudar a la hora de elegir presupuesto para limpiar las zonas comunes de tu casa u oficina, ¡solicita a Limpiezas Sil un precio sin compromiso!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button