Guía de uso para antisépticos y desinfectantes hospitalarios de uso común. Todo lo que debes saber.

limpieza de locales
Todas las claves de la limpieza de locales comerciales
noviembre 11, 2017
limpieza de residencias
¿Cómo llevar a cabo la limpieza de residencias geriátricas?
noviembre 17, 2017
Ver todos
desinfección de hospitales

Tras la eliminación de suciedad por arrastre mecánico en centros sanitarios, hay que asegurar las condiciones de asepsia necesarias, destruyendo o inhibiendo todo tipo de microorganismos nocivos con el uso de diferentes sistemas y productos desinfectantes hospitalarios de uso común.

Desinfectantes hospitalarios

Los desinfectantes actúan reduciendo y matando células bacterianas por desactivación de enzimas, hidrólisis, y oxidación, funcionando de forma más selectiva que los antisépticos. Debido a su alta toxicidad sólo se pueden aplicar sobre materia inerte.

Los desinfectantes hospitalarios de uso más común cumplen condiciones como:

  • Servir contra un amplio espectro de microorganismos patógenos.
  • Asequibles a bajo coste, dadas la cantidades necesarias para efectuar la limpieza y desinfección en éste tipo de instalaciones de grandes dimensiones.
  • Actuar eficazmente en los más cortos espacios de tiempo.
  • No producir efectos tóxicos durante su uso o posteriormente por acción residual, pero sin embargo deben actuar incluso tiempo después de su aplicación, conservando sus propiedades.

Existe una clasificación de desinfectantes según su grado de en tres grupos:

  • Desinfectantes de nivel alto, entre los que se encuentra el glutaraldehído disuelto al 2% en agua, acaban con todo tipo de microorganismos como hongos, bacterias y esporas.
  • Desinfectantes de nivel medio, actúan sobre una gran cantidad de microorganismos, pero no sobre esporas, en éste grupo está por ejemplo el hipoclorito de sodio.
  • Desinfectantes de bajo nivel, eliminan bacterias en estado vegetativo y algunos tipos de virus, entre éste tipo de desinfectantes se encuentra la disolución de amonio cuaternario en un porcentaje de 0,2 en agua.
Limpiezas sil banner

Propiedades y características de los desinfectantes hospitalarios más utilizados

  1. Solución de glutaraldehido:

Es uno de los desinfectantes más utilizados por su amplio espectro de actuación, pero tiene propiedades tóxicas tanto durante su uso en la limpieza, como en el contacto posterior, por lo que debe ser totalmente eliminado con agua, antes de utilizar los objetos y superficies.

Se utiliza para la esterilización de material sanitario delicado y con piezas de goma, pvc o caucho.

Si existen restos de materia orgánica, hay que realizar una limpieza previa por arrastre mecánico, para evitar que ésta forme una barrera que inactive o disminuya el potencial desinfectante de éste producto.

Su eficacia depende el tiempo de exposición, de tal manera que si se aplica durante un cuarto de hora las superficies y materiales contarán con un nivel bajo de desinfección, mientras que si se someten a una exposición durante 12 horas, se consigue la esterilización del material.

Formaldehído:

Se usa en concentración de entre el 2 y 8%, y se trata de uno de los desinfectantes químicos de acción lenta que pueden acabar con las esporas en un período de aproximadamente 18 horas después de su aplicación.

Se presentan en formato de vapor y aerosol para desinfección de equipos y superficies, mobiliario, y telas en habitaciones de hospitales, y en mayor concentración para desinfectar materiales y equipo quirúrgico.

Hay que utilizar con protección para evitar irritaciones de vías respiratorias por inhalación.

  1. Hipoclorito de sodio disuelto al 1% o 5% en agua.

Es un producto químico de alto poder desinfectante, pero no se puede utilizar sobre metal por su propiedad corrosiva, y su eficacia está más limitada en presencia de restos orgánicos.

En mayor concentración actúa bien para la desinfección de material quirúrgico, y materiales plásticos.

Hay que utilizar con protección en las manos.

  1. Alcohol etílico es muy eficaz en tratamientos de desinfección de bacterias, hongos y virus, pero no funciona para destruir esporas. Se utiliza en concentraciones de un 70% disuelto en agua.
  2. Compuestos de Amonio cuaternario también son muy utilizados en la desinfección de superficies en hospitales, aparatos sanitarios e instrumental médico con la particularidad de que no es un producto corrosivo y tampoco ataca el color.
desinfección y antisépticos

Antisépticos hospitalarios

Son productos químicos que se utilizan en la higiene y desinfección de la piel:

Se utilizan antisépticos para el lavado clínico y quirúrgico de manos por parte del personal sanitario antes de intervenciones, y en atención a pacientes con bajos sistemas inmunitarios, o con enfermedades infecciosas.

Los antisépticos funcionan por destrucción de proteínas.

Entre las características de estos compuestos químicos están:

  • Su eficaz poder desinfectante de acción rápida en breves segundos tras su aplicación.
  • Su efecto prolongado tiempo después sobre los microbios.
  • La seguridad de no producir alteraciones importantes en la piel, salvo efecto de sequedad en algunos casos.

Propiedades y características de los antisépticos más utilizados en hospitales

  1. Alcoholes etílicos, propílicos e isopropílicos: se utilizan habitualmente en una concentración del 70%, y por ser altamente inflamables y volátiles, deben ser almacenados en condiciones adecuadas y de forma cuidadosa.
  2. Derivados fenólicos, como el triclosán de amplio espectro sobre bacterias y de poder de actuación con una rapidez intermedia, que se utiliza en el lavado de manos principalmente.
  3. Tintura de yodo: es un poderoso antiséptico compuesto de yodo y alcohol, que oxida y desactiva las células de forma rápida y segura, conservando sus propiedades incluso después de una hora de su aplicación. Pueden producir quemaduras sobre piel expuesta durante un largo tiempo.
desinfección en hospitales

Recomendaciones generales en el uso de antisépticos y desinfectantes en hospitales

  • Siempre hay que utilizar los productos químicos desinfectantes siguiendo estrictamente las recomendaciones del fabricante sobre porcentaje de disolución, tiempo de aplicación y formas de conservación.
  • La utilización simultánea de dos desinfectantes puede ser peligrosa, además de alterar su eficacia.
  • Algunos productos pueden no actuar correctamente sobre materias con determinado tipo de residuos.
  • Antes de utilizar productos desinfectantes hospitalarios almacenados, hay que ver su fecha de caducidad, ya que con posterioridad quedan inactivos, por lo que hay que guardarlos en sus recipientes originales.
  • Los antisépticos y desinfectantes de uso hospitalario, deben estar incluido en el protocolo de limpieza y desinfección de hospitales, especificando las normas para el uso de cada uno con indicación de las superficies sobre las que se deben de utilizar, así como información sobre precauciones y conservación.

Nosotros llevamos muchos años trabajando en servicios de limpieza y desinfección hospitalaria, contacta con nosotros sin compromiso.