LlamarPresupuesto

Trucos para el abrillantado de suelos de comunidades

equipos-de-proteccion-personal
Equipos de protección para el personal de limpieza
enero 10, 2022
Diferencia-entre-sanitizantes-y-desinfectantes
¿Cuál es la diferencia entre sanitizantes y desinfectantes?
febrero 24, 2022

Entrar a una casa, comunidad u oficina donde los suelos estén realmente limpios y bien pulidos, siempre es un placer, ya que esto da una sensación de mayor higiene. Si te interesa tener tus espacios limpios para dar la mejor impresión a tus visitantes, te explicamos cómo hacer el abrillantado de suelos en diferentes tipos de materiales.

Debes saber que el abrillantado de suelos no es una tarea fácil, por lo que no puede dejarse al azar. Para que los suelos luzcan limpios y brillantes, necesitarás hacer un mantenimiento profundo con frecuencia para obtener el tono de brillo deseado, lo cual puede ser agotador, sin ninguna duda.

Un suelo bien abrillantado, puede ser la diferencia en el mensaje que deseamos transmitir, sobre todo cuando se trata de lugares de trabajo. La limpieza de los suelos puede ser lo que marque la diferencia entre una corporación seria y comprometida, con una descuidada.

¿Sabes la diferencia entre pulir y abrillantar?

Antes de comenzar con el abrillantado de suelos, debes tener claras cuáles son tus necesidades y con qué tipo de suelo cuentas. ¿Necesitas pulir o abrillantar?

La principal diferencia entre pulido y abrillantado de suelos es el tipo de abrasivo que se utiliza, pero también el acabado que se obtiene en ambos procesos es distinto. En el caso del pulido, este se aplica cuando deseamos que toda la superficie del suelo tenga un mismo lustre, o cuando queremos eliminar manchas, rayones y picotazos sobre suelos pavimentados.

Por su parte, el abrillantado de suelos se aplica particularmente sobre materiales como el mármol y el terrazo. La intención del abrillantado es conseguir una superficie cristalizada, lo que implica un nivel de brillo mucho mayor que en el pulido, aunque en el resultado también influye el estado de cada suelo.

Otro factor que influye considerablemente en cómo quedarán los suelos al terminar de abrillantar o pulir, es el producto y la maquinaria que se emplee. En el caso del abrillantado de suelos, suelen usarse máquinas rotativas, a las cuales se le agrega una lana de acero que, a través de la fricción contra el suelo, logra que la superficie se alise y comience a brillar como lo requerimos.

¿Cuándo debemos pulir o abrillantar?

No hay una respuesta única a esta pregunta, todo depende del estado de tus suelos y de la rutina de limpieza que llevas a cabo. Por lo general, sabrás que tu suelo necesita una limpieza cuando comienza a opacarse.

Sobre todo, en materiales como baldosas, terrazo o mármol, el brillo natural de la superficie puede ir perdiéndose a causa de la acumulación de polvo y mugre de distinta naturaleza. Para evitar que tengas que enfrentarte con urgencia al abrillantado de suelos, te recomendamos limpiar y abrillantarlos con cierta periodicidad, por lo menos semanalmente.

abrillantar-suelo-terrazo

Cómo realizar el abrillantado de suelos

Ahora sí, llegó la hora de que aprendas cómo abrillantar y pulir tus suelos de manera profesional.

El primer paso es limpiar la superficie que vas a pulir, ya que es importante que el suelo esté completamente libre de polvo para que el procedimiento pueda ser efectivo. Comienza por quitar toda la suciedad y residuos con una mopa, escoba o incluso con la aspiradora. Una vez hayas terminado, el siguiente paso es fregar los suelos.

¿Cómo limpiar según el material del suelo?

Recuerda que no todos los materiales resisten de la misma forma a la humedad, y no todos los productos son aplicables a cualquier tipo de suelo. Así que, antes de comenzar a fregar y pulir, asegúrate de que los químicos que usarás son recomendables para tu tipo de suelo.

La mejor opción siempre será agua y un poco de jabón neutro para fregar, puesto que, con el tiempo, si se utilizan demasiados productos que sean agresivos, podremos terminar por dañar y corroer el suelo.

El caso de los suelos de cerámica sería unos de los más fáciles de limpiar, ya que resisten casi cualquier tipo de producto. En cambio, lo más difícil en este tipo de material son las juntas de las cerámicas, donde suele acumularse mayor cantidad de mugre, aunque para limpiarlas puedes emplear un cepillo de dientes.

Por otra parte, para suelos de parqué, debes evitar mojarlos demasiado en vista de que la madera tiende a pudrirse con la humedad. En lo que respecta al mármol y el terrazo, son de los materiales que mejor resisten las limpiezas, pero también son de los suelos que necesitan mayor esfuerzo al abrillantar.

Abrillantado paso por paso

Una vez hayas acabado la limpieza, es momento de llevar a cabo el abrillantado de suelos. Para hacer esta tarea puedes echar mano de una máquina abrillantadora, o bien hacerlo a la antigua, con cera y una fregona.

Existen productos abrasivos específicos para el abrillantado de suelos, como lo son las ceras o aceites. Puedes abrillantar tú mismo tus espacios diluyendo alguno de estos productos en un cubo de agua y aplicándolos sobre el suelo con una fregona. A mayor fuerza aplicada sobre el suelo, más brillo podrás ir sacando.

Puedes repetir el proceso si consideras que el resultado aún no es el esperado.

Existen otros productos que también puedes aplicar para el abrillantado de suelos, que no necesariamente han sido creados para eso. Tal es el caso del bicarbonato de sodio y el vinagre, ambos utilizados con frecuencia en la limpieza.

Si tienes la oportunidad, la manera más fácil de realizar el abrillantado de suelos y que requiere un menor esfuerzo físico, es con una pulidora o abrillantadora. Para usar estas máquinas, igualmente puedes aplicar algún tipo de químico de pulido y darle una pasada con la pulidora automática y estar atento de que cumplen con todas las normativas.

abrillantar-suelo-gres

El mejor abrillantado de suelos

Para terminar, queremos hacerte un resumen de la información que hemos visto:

  • Antes de abrillantar asegúrate de limpiar los residuos y el polvo.
  • Investiga cuál es el producto que mejor se adapta a tu tipo de suelo, para evitar causarle un deterioro más grave.
  • Practica con frecuencia la limpieza y pulido para que tus suelos no se dañen.

Finalmente, te hacemos saber que algo que vas a necesitar para proceder con esta tarea será mucha paciencia. Si requieres de más consejos sobre limpieza de hogar y oficinas, no dudes en seguir nuestro contenido.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies