Cómo Limpiar Cristales muy sucios y dejarlos transparentes

Guía de Limpieza para Industria Alimentaria
Guía de Limpieza para Industria Alimentaria en España
Julio 30, 2016
limpieza de edificios y empresas
Guía de limpieza de edificios y empresas: Pasos, precios y más
Julio 30, 2016
Ver todos
cómo limpiar cristales

Al pensar en ambiente ideales, nos imaginamos paredes acristaladas, o con amplias ventanas llenas de cristal que nos protegen del frí, la lluvia y el viento, o los ruidos molestos, y de la incomodidad de las altas temperaturas, permitiendo el paso de los rayos del sol que inundando todas las estancias de alegría.

Pero: ¡¡ que pereza si te paras a pensar en cómo limpiar cristales muy sucios y dejarlos transparentes, cuando hay tanta cantidad de tarea por delante!!

Desafortunadamente, todas las ventajas que aporta el cristal en cualquier estancia, se convierten en inconvenientes a la hora de realizar la limpieza de cristales:

El cristal es un material que por tener entre sus características la trasparencia, presentan continuamente y de forma visible todo tipo de imperfecciones como polvo, salpicaduras de barro, rodetes dejados en limpiezas anteriores, pelusa, gotas secas de lluvia, huellas dactilares, arañazos, etc…, dando un aspecto general de descuido y sin limpieza a cualquier ambiente, aunque frecuentemente en el ámbito doméstico, la falta de limpieza de cristales, queda camuflada tras los visillos o las cortinas, con más frecuencia de la que normalmente deseamos.

No se puede decir lo mismo en edificios acristalados de oficinas, en los que la limpieza de cristales trasmite cuidado e imagen, o en escaparates y vitrinas de tiendas y otros establecimientos.

En éste post, queremos daros algunos consejos sobre cómo limpiar cristales muy sucios y dejarlos trasparentes.

5 recomendaciones en la Limpieza de cristales y ventanas

  • Los cristales y ventanas requieren un mantenimiento frecuente: En primer lugar, será bueno concienciarse de realizar la limpieza de cristales y ventanas con cierta frecuencia, para evitar la acumulación excesiva de suciedad que hará más laboriosa su limpieza, y evitará que habitualmente presenten un aspecto descuidado.
  • Toma tu tiempo antes de comenzar: La limpieza de cristales es una tarea que requiere tiempo para su realización minuciosa, y evitar un esfuerzo sin buenos resultados, por lo que si eres tú quién tiene que realizar la limpieza personalmente, busca el tiempo necesario, sin prisas, y por supuesto, no lo vayas dejando hasta que sean traslúcidos u opacos.
  • Aprovecha para limpiar marcos y soportes: La limpieza de cristales de ventanas y puertas, siempre estará acompañada de la limpieza de los marcos y restos de soportes en los que se sustenten, ya que suele resultar inevitable que los productos utilizados no resbalen por laterales y bajos, por lo que no estará de más aprovechar para realizar una limpieza homogénea.
  • No limpies cristales y ventanas si les da el sol: No conviene limpiar cristales cuando les está dando el sol, ya que el calor hará que se sequen demasiado rápido, teniendo que repasar más veces la tarea.
  • Ten en cuenta el tamaño de la superficie a limpiar: Y por supuesto no es igual la limpieza de ventanas de mediano tamaño o espejos y puertas acristaladas en casa, que limpiar ventanas cristales grandes, o la limpieza de grandes superficies de cristal en edificios, escaparates o viviendas de muros acristalados.
limpiar cristales muy sucios

Empezaremos por explicaros algunos consejos para limpiar cristales en vuestro hogar.

Consejos para limpiar cristales y ventanas en casa

Limpiar cristales en casa fácilmente

Limpiar cristales de la cocina, vitrinas, puerta de paso y ventana

Si se puede establecer una clasificación de dificultad de limpieza de cristales, los de la cocina siempre serían de los más difíciles de limpiar, y el motivo es obvio, ya que a todo tipo de suciedad que puedan tener, hay que sumar la grasa producida por los vapores de cocción y fritos.

Por esa razón hay que intensificar la frecuencia de limpieza de cristales de la cocina, con más prioridad que en el resto de la casa.

Para limpiar cristales ventanas muy sucios, te recomendamos que utilices agua bastante caliente, con una buena proporción de amoníaco, empezando siempre por la parte de arriba. Frota con un estropajo que no raye, y posteriormente aclara con agua limpia.

A la disolución de amoníaco en agua, puedes añadir jabón lavavajillas, pero esto te obligará a repetir más veces el proceso de aclarado para eliminar totalmente la espuma.

También puedes utilizar este limpiador de cristales para limpiar fácilmente. Es mucho más rápido que mediante otros métodos manuales y cuando es una gran superficie se agradece.

Limpiador de cristales de Amazon.es

  • Precio: 58,16€
  • Envío gratuito en 3 días.
Limpiar cristales

A continuación frota los marcos con la misma composición de agua y amoníaco, aclara y cambia el agua cuantas veces sea necesario, repitiendo la operación con los cristales.

Para secar lo mejor es utilizar trapos de algodón cien por cien, que no dejen pelusa, o alguna bayeta especial cristales, y por supuesto no utilices papel higiénico o de cocina, porque se deshace y además te dejará pelusas.

Otro producto que funciona bien en la limpieza de cristales de la cocina, es por ejemplo el Vitroclem, o similar para la limpieza de la placa vitrocerámica, utilízalo con un estropajo salva-uñas que no raye y mojado en agua templada. Extiende por toda la superficie, y con papel de periódico retira los restos de suciedad.

Posteriormente para rematar la limpieza, pasa un trapo de algodón humedecido con agua de amoníaco, y seca con otro trapo o bayeta de algodón.

Siempre es mejor limpiar los cristales por la parte interior, ya que resulta más fácil para maniobrar, y porque es la que presentará más grasa, así cuando vayas a limpiar cristales ventana por fuera, será más fácil corregir posibles defectos de limpieza o secado.

Para eliminar la suciedad de esquinas difíciles ayúdate con una brocha o pincel grande.

¿NECESITAS UN CRISTALERO?

Si lo que necesitas es un servicio de limpieza de cristales no dudes en pedirnos presupuesto. Te daremos precio sin ningún compromiso.

Cristales de habitaciones y salón

Para limpiar cristales ventanas muy sucios, lo primero será eliminar en seco todo el polvo que puedan tener, pero cuidado, no frotes para no rayarlos, solo retira el polvo sin presionar.

En los comercios existen multitud de productos limpia cristales, como: Cristasol, Luminia, etc…, pero muchos de ellos van dejando huella en el cristal que progresivamente pierde brillo y empieza a presentar un aspecto algo traslúcido.

Nuestra recomendación para limpiar cristales en casa, es utilizar amoníaco disuelto en agua templada, o hacer una solución con vinagre de limpieza y agua, que no hay que aclarar tanto como con una solución jabonosa, y siempre da muy buenos resultados.

Para secar puedes utilizar camisetas viejas de algodón cien por cien, que no dejan pelusa, periódicos o trozos de sábana blanca de las de toda la vida.

También puedes adquirir un kit para limpiar cristales en algún comercio, en cuyo caso el sistema de limpieza cambiará, empezando por introducir en un spray una solución de agua jabonosa, que pulverizarás por todo el cristal, para a continuación con la raqueta ir retirando el producto y la suciedad. Deberás limpiar el labio de goma de la raqueta en cada pasada, y por último con ayuda de una bayeta especial, o un trapo de algodón, retirar los restos que te quedarán a los lados.

En limpieza de ventanas siempre es mejor comenzar por eliminar la suciedad de los marcos y de otros complementarios como las persianas, para evitar que una vez estén resplandecientes los cristales puedan volver a mancharse al realizar las otras tareas de limpieza de complementos.

Para limpiar cristales ventanas correderas, puedes pedir ayuda a alguien para desmontarlas, y así poder acceder a esa parte que siempre queda superpuesta entre las dos hojas de tal forma que resulta casi inaccesible para poder limpiar cristales ventanas por fuera.

¿Te está gustando el post? ¡Compártelo en tus redes sociales!

En los cuartos infantiles, es muy habitual que al ir limpiar cristales, nos encontremos con toda una exposición de adhesivos y pegatinas sobre ellos.

Algunos pegamentos utilizados en los cromos y adhesivos, no se eliminan fácilmente con el simple remojo de agua, por lo que para no desesperaros con los pequeños trozos en que se desintegrará la pegatina, lo mejor es intentar primero eliminarlos en seco con una cuchilla de cristalero, o con la típica rasqueta para limpiar vitro-cerámica, y si aun así persiste algún resto de pegamento podemos utilizar un trapo con alcohol o esmalte de uñas, para eliminarlo, antes de pasar a realizar la limpieza de cristales.

En grandes ventanales, existen también sistemas de limpieza de dos caras, que funcionan con un imán, de tal manera que mientras tú limpias por la parte interior, otra esponja limpiadora actúa para limpiar cristales ventana por fuera, aunque su eficacia para el exterior no está del todo garantizada.

Como limpiar los cristales de mamparas de baño

Limpiar cristales de mamparas de baño es otra tarea tediosa y poco agradecida, ya que la frecuencia continua en la exposición a suciedad de estos cristales hace que habitualmente se vean sin limpieza.

Ducha tras ducha, se van acumulando salpicaduras de jabón y suciedad, que dan un feo aspecto a las mamparas de cristal, a lo que hay que sumar los residuos de cal contenida en el agua.

Aunque existen numerosos productos de venta para limpieza de cristales, un buen remedio casero para limpiar los restos de jabón, cal, y otro tipo de suciedad de los cristales de la mampara, es realizar una mezcla con productos que siempre tenemos a mano, como son el limón y el vinagre de limpieza, extendiendo con un estropajo que no raye, estos dos elementos unidos tienen un gran poder para deshacer la cal, a la vez que limpian y desinfectan en profundidad.

Una vez desaparecidas todas las gotas y manchas incrustadas, aclarar con abundante agua templada, y si aún queréis conseguir un resultado más brillante en la limpieza de cristales, podéis repetir la operación con amoniaco, para aclarar nuevamente.

Por último secar con un trapo o camiseta vieja pero que sea totalmente de algodón, ya que es un material que absorbe muy bien la humedad, pero no deja hilos ni pelusas.

Otro producto que funciona fenomenal, como en la limpieza de cristales de la cocina, y no raya, sobre todo indicado en cristales para mamparas con tratamientos anti manchas, es el que utilizas para la limpieza de tu vitro-cerámica, que puedes extender con ayuda de una bayeta o esponja, dejando que actúe durante unos minutos, para luego retirar aclarando con abundante agua templada.

Para acabar secando como te hemos indicado anteriormente.

Una buena costumbre si tienes tiempo y ganas, para prolongar la limpieza y el brillo de tu mampara, es secar los cristales interiores después de cada ducha.

LIMPIEZA PROFESIONAL EN EDIFICIOS ACRISTALADOS Y ESCAPARATES

Existen variados factores que obligan a los usuarios a recurrir a un servicio de limpieza profesional de cristales como son:

La extensa superficie acristalada a limpiar, requiere de limpiadores expertos y la utilización de herramienta y productos profesionales, para realizar la limpieza de cristales en superficies de grandes dimensiones eficazmente en el menor tiempo y ahorrando costes.

La necesidad de que los cristales presenten un aspecto impecable en todo momento, requiere de una organización y programación de limpieza, propia de un servicio de limpieza profesional.

La dificultad de acceder a la parte exterior de cristales en edificios de muchas alturas, demanda de forma insustituible la contratación de servicios de limpieza profesional, con utilización de medios humanos formados especialmente para realizar estas tareas con total eficacia, procedimientos de seguridad, y equipos adaptados para trabajar en todo tipo de condiciones, tales como góndolas suspendidas o cestas en elevación o descuelgue.

Otra razón para recurrir a un servicio de limpieza, está en la limpieza y eliminación de graffitis realizados con ácidos que atacan a los cristales de escaparates, fachadas acristaladas de edificios o portales de comunidades, sólo se puede realizar con procedimientos de pulido profesional que se pueden encontrar entre los servicios realizados por las empresas de limpieza.

¿Te ha gustado el post? ¡Compártelo en tus redes sociales!